miércoles, 27 de octubre de 2010

UN MAMÍFERO MUY EXTRAÑO: EL MURCIÉLAGO

Es el único que vuela. 
Las alas están formadas por una membrana muy fina llamada patagio, que une las extremidades anteriores con el cuerpo, patas y cola.
Las orejas suelen ser de gran tamaño. En ellas lleva unas expansiones laminares, que constituyen un aparato de radar que percibe los ultrasonidos, que continuamente emite y que son imperceptibles para nosotros. Este aparato le permite volar y cazar en la oscuridad.
Pasa el invierno aletargado, permaneciendo colgado de las patas, boca abajo, en cuevas y lugares oscuros.
Su dentición es semejante a la de los insectívoros.
Es una especie protegida, beneficiosa por la gran cantidad de insectos que caza al vuelo y que le sirven de alimento.
Enlaces:








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada